La Pregunta

Publicado: abril 17, 2012 en Palabra De Animo
Etiquetas:, , , ,

¿Por qué un Dios bueno permitiría…………?
Actualmente hay una queja muy común contra Dios flotando alrededor. Hay diversas variantes, pero se dice algo como esto, “¿Por qué un Dios bueno permitiría que niños inocentes mueran de hambre?” La idea es que si Dios fuera realmente bueno, él no permitiría que los niños sufrieran. Así es que, como vemos niños sufriendo en el mundo, tomamos eso como evidencia de que Dios no debe ser bueno.

Básicamente estamos diciendo que Angelina Jolie es más compasiva que el Dios Todopoderoso. Estamos dando a entender que o Dios no es un buen Dios, porque permitió que esto ocurra, o no es un Dios suficientemente poderoso para impedir que esto ocurra. Cualquier argumento acusa a Dios de que no es quien dice ser: completamente bueno y todopoderoso, omnisciente, justo y recto, misericordioso y bondadoso. Ambos argumentos son producto de la lógica humana.

En ambos argumentos, los seres humanos somos mejores que Dios. En uno, somos más compasivos y buenos, en los otros somos más rectos y justos; lo que nos capacita para juzgar a Dios, de acuerdo al sentido humano del bien y del mal. Ambas acusaciones se denominan “blasfemia” que reclama para sí los mismos derechos y cualidades de Dios. Nosotros, insignificantes seres humanos, agitamos nuestros puños a Dios y lo señalamos con un dedo acusador gritando que somos más justos y compasivos que Él.

Pero qué pasaría si, algún día, cuando apuntes a Dios con tu dedo y le digas, “¿Cómo puede un Dios bueno permitir que niños inocentes mueran de hambre?” Dios realmente te contestara. ¿Qué pasaría si Dios respondiera, “He visto esos niños muriendo de hambre y eso rompió mi corazón. Así que te entregué todos los recursos para salvarlos. Te di dinero más que suficiente para alimentar a tu familia y también a su familia. Te di una casa mucho más grande de lo que necesitas, con la esperanza de que podrías compartirla con uno de esos niños. Te di una administración poderosa con el fin de que hablaras por los que no tiene voz. Te di acceso al 90% de los recursos del mundo, con la esperanza de que Tú lo distribuyeras a tu alrededor. Vi a esos niños muriéndose de hambre, y me preguntaba por qué TÚ no haces nada para ayudarlos.

Cuando Jesús vio la multitud de gente que lo seguía, tuvo compasión de ellos porque eran como ovejas sin pastor. Así que se sentó y comenzó a enseñarles. Al final del día, los discípulos viendo que era tarde, le dijeron a Jesús que los enviara a cenar a su casa. A Jesús le preocupa que algunos tuvieran que iniciar un largo viaje y podrían desmayarse en el camino. Les dijo a sus discípulos “denles ustedes de comer.” Su choque inicial fue reemplazado por otro tipo de sorpresa cuando el propio Jesús multiplica los panes y los peces de la colación de un niño. Y todos tuvieron suficiente para comer.

Jesús hizo el milagro, pero los discípulos recibieron el mandato de repartir, “denles algo de comer. ” Así que antes de apuntar tu dedo en la cara de Dios y de acusarlo de injusticia y dureza de corazón, toma un largo tiempo para mirar tu propio estilo de vida y tus propios hábitos de consumo. ¿Eres realmente más justo que Dios? Por causa de que nosotros no salvamos a esos niños, Dios los llevará de vuelta al cielo para cuidar, él mismo, de ellos. ¿Cómo podría un ser humano amar tanto como Dios?
“Si le das una taza de agua fría a un niño en mi nombre, es como si me lo dieras personalmente a mí.” ~ Jesucristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s