INSTRUCCIONES PARA LOS FIELES

Publicado: septiembre 17, 2012 en Palabra De Animo
Había un hombre que se perdió en el desierto. Después de vagar alrededor durante mucho tiempo se le secó la garganta, en aquel momento, vio una pequeña choza a la distancia. Se dirigió a la choza y encontró una bomba de agua con una pequeña jarra de agua y una nota.

La nota decía: “derrame toda el agua en la parte superior de la bomba para cebarla, si usted hace esto usted recibirá toda el agua que necesite”. Ahora el hombre tenía que tomar una decisión, si confiaba en la nota y vertía el agua y funcionaba, tendría toda el agua que necesitaba. Si no funcionaba todavía tendría sed y él podría morir. O, podría elegir beber el agua de la jarra y obtener una satisfacción inmediata, pero podría no ser suficiente y que aún podría morir. Después de pensarlo, el hombre decidió correr el riesgo. Él vertió la jarra entera en la bomba y empezó a mover el mango, al principio no pasó nada y se puso un poco miedoso, pero él lo siguió intentando y el agua empezó a salir. Tanta agua salió que bebió todo lo que quería, se dió una ducha, y llenó todos los contenedores que pudo encontrar. Porque él estuvo dispuesto a renunciar a una satisfacción momentánea, ahora tenía toda el agua que necesitaba. La nota también decía: Después de que haya terminado, por favor, vuelva a llenar el jarro para el próximo viajero. “El hombre volvió a llenar la jarra y le añadió a la nota:”. Por favor, cebe/moje la bomba, créanme que funciona”!
Nosotros tenemos que hacer la misma elección; ¿No nos aferramos a lo que tenemos, porque no creemos que hay mejores cosas en el almacén para nosotros, y nos conformamos con la satisfacción inmediata? ¿No debemos confiar en Dios y rendir todo lo que tenemos para obtener lo que Dios nos ha prometido? Creo que la elección es obvia. Tenemos que verter toda el agua, confiar en Dios con todo. Luego, una vez que hemos experimentado lo que Dios tiene para ofrecer, el agua viva, tenemos que decirle a la gente: “Adelante cebe/moje la bomba, créame funciona”!

Isaías 58:11 “Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s