Consagrada a Dios desde su Juventud

Publicado: diciembre 3, 2012 en Palabra De Animo
Etiquetas:, ,
“Los más grandes hombres de la iglesia cristiana fueron vidas consagradas a Dios desde su juventud. Juan Wesley era un estudiante en Oxford cuando fundó el Club Santo. Martin Lutero tenía 27 años cuando abrazo el pasaje y fue inspirado en todo su ministerio por el texto “El justo por la fe vivirá”. Juan Calvino, a los 24 años ya estaba proclamando su mensaje en Ginebra.Jorge Whitefield tenía 21 años cuando conmovió como evangelista a Inglaterra. Jeremías Taylor, a los 18 años dejaba a los hombres boquiabiertos en la catedral de San Pablo cuando predicaba. Dwight L. Moody, a los 20 años era un poderoso evangelista que conmovió a los Estados Unidos. Hudson Taylor empezó a los 21 años la obra misionera de toda una vida en China…Estos jóvenes y muchos otros, palpitando desde su juventud con el deseo de hacer que sus vidas contaran para Dios se dedicaron con devoción fervorosa a Él.” (Samuel Vila, Enciclopedia de Anécdotas e ilustraciones Volumen II, Editorial CLIE, página 677. Edición año1992.)

I Timoteo 4:12 ” Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.”

Palabra de Animo / el 3 de Deciembre 2012

Consagrada a Dios desde su juventud

“Los más grandes hombres de la iglesia cristiana fueron vidas consagradas a Dios desde su juventud.  Juan Wesley era un estudiante en Oxford cuando fundó el Club Santo.  Martin Lutero tenía 27 años cuando abrazo el pasaje y fue inspirado en todo su ministerio por el texto “El justo por la fe vivirá”.  Juan Calvino, a los 24 años ya estaba proclamando su mensaje en Ginebra.Jorge Whitefield tenía 21 años cuando conmovió como evangelista a Inglaterra.  Jeremías Taylor, a los 18 años dejaba a los hombres boquiabiertos en la catedral de San Pablo cuando predicaba.  Dwight L. Moody, a los 20 años era un poderoso evangelista que conmovió a los Estados Unidos.  Hudson Taylor empezó a los 21 años la obra misionera de toda una vida en China...Estos jóvenes y muchos otros, palpitando desde su juventud con el deseo de hacer que sus vidas contaran para Dios se dedicaron con devoción fervorosa a Él.” (Samuel Vila, Enciclopedia de Anécdotas e ilustraciones Volumen II, Editorial CLIE, página 677. Edición año1992.)I Timoteo 4:12  " Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza." 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s